La Historia de los Trolls (Trygue Thorgesen)

martes, 26 de junio de 2007

| 17 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Trascripción literal del mail remitido por Oto Von Pecus desde las Tierras del Norte (es todo un honor publicar aquí este gran relato.
Muy al norte, donde las tormentas invernales golpean las castigadas costas, encontrareis un largo y estrecho pais. Hoy en dia este paes queda cybierto de nieve y hielo seis meses al ano, pero hace mucho tiempo un inmenso glaciar lo ocupo todo durante miles de anos.A medida que el clima se fue suavizando y el glaciar fue retrocediendo hacia el norte, los hombres del sur se fueron estableciendo en esas tierras a las que llamaron Noruega. Se llamaron a si mismos Normandos, que quiere decir"hombres del norte".Cuando llegaron a este pais y lo encontraron tan salvaje e inhospito, se consideraron sus primeros pobladores, pero pronto se dieron cuenta de que ya estaba habitado por extranas criaturas que viven en los lugares mas inesperados.Entre estas montanas hay lagos tan profundos que muchos creen que no tienen fondo.Alli es donde vive Nokken, la gran serpiente marina. En los riscos y junto a las cascadas podreis ver a Fossegrinen, el virtuoso violinista que ha ensenado a tantos musicos noruegos a tocar el violæin temperado a la manera de los Trolls.El oceano mas alla de las costas mas remotas, hacia el norte, es el reino de Draugem.Muchos pescadores lo han visto, especialmente los dæias de cielos oscuros y tormentas amenazadoras en que los barcos naufragan. Hangtusser, el elfo y Tuftekaller, el hada, viven en las colinas y en los bosques.Otras hadas viven mas cerca de los hombres y a veces pasan la noche en albun granero o en establos. A estas ultimas las llaman Nisser y siempre llevan un sombrero alto y afilado de color rojo.Las montanas mas agrestres son el territorio de los Trolls. El mas poderoso de ellos es Douregubben, el soberano de las cumbres de Dovre. Su aspecto es parecido al de los seres humanos salvo ciertas diferencias.Algunos Trolls son de tamano gigantesco, tanto que les crecen arboles en la cabeza y musgo sobre la nariz. Otros son tan pequenos como setas. Se pueden ver Trolls de una, dos y tres cabezas, algunos con la cabeza bajo el brazo. Otros tienen un solo ojo en mitad de la frente. Solo tienen cuatro dedos en cada mano o pie. Sus narices son tan largas que con frecuencia la usan para revolver el guisado mientras cocinan en la cacerola. Los Trolls son muy peludos, algunos tienen barba y todos tienen una cola parecida a la de una vaca. Muchos de ellos veven cientos de anos. Aunque su aspecto de miedo, casi siempre son tan ingenuos que cualquier nino astuto podria enganarlos.Solo podreis ver Trolls por la noche porque no pueden resistir la luz del sol. Si no volvieran a sus oscuras montanas antes del amanecer serian convertidos en piedra por los rayos del sol.Los Trolls tienen poderes sobrenaturales como transformarse en criaturas, como arboles o caballos blancos...o en doncellas bellisimas, y por ello los hijos de muchos cazadores y granjeros durante mucho tiempo fueron atraidos a las montanas.La unica parte de su cuerpo que no pueden transformar es su larga cola. Por eso los hombres noruegos se fijan tanto en el trasero de cualquier mujer, para no ser enganadas. Tambien las campesinas pueden ser embrujadas por los Trolls masculinos. Por eso las mujeres tambien desconfian, ya que podria raptarlas y no dejarlas salir del mundo de las tinieblas. La ira de los Trolls no tiene limites y por eso es importantisimo no tener a ningun Troll como enemigo. Un troll enfadado puede enviar una plaga o hacer que enferme el ganado de cualquier campesino. En cambio una buena relacion con estas criaturas trae buena suerte. Por esa razon, el dia de Nochebuena los campesinos siempre dejan un plato con comida en el establo.Al dia siguiente la comida ya no esta. Siempre es recomendable mantener buenas relaciones con los Trolls, porque nunca se sabe cuando vas a encontrar a uno de ellos. Cuando vayais a las poderosas montanas, los oscuros y profundos lagos o las altas cascadas de Noruega acordaos de que probablemente no vayan a atacaros, pero tened cuidado porque a partir del atardecer, cuando oscurece, ya solo estais vosotros...y los Trolls.

Homenaje CARLOS REDONDO e IGOR MEDIO

domingo, 17 de junio de 2007

| 1 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
El próximo viernes 22 de junio, en la Playa de Poniente de Gijón, se celebrará el homenaje a estos grandes músicos recientemente fallecidos en accidente, 'N'Alcordanza d'Ígor y Carlos', y componentes de FELPEYU.

Nada menos que desde las 7 de la tarde hasta las 2 de la madrugada, estarán todos los mejores gurpos asturianos de siempre, absolutamente todos. Creo que todo promete para que sea un homenaje extraordinario para dos músicos que se lo merecen como nadie.

Por supuesto que no faltarán canciones de LOS LOCOS (grupo que formó Carlos Redondo junto con Paco Loco, a más de uno le traerá algún recuerdo de aquéllos 80`s) y junto a FELPEYU también mucha música tradicional.

Así que, creo que quienes nos gusta lá música y también, como no, la música de Asturias, no deberíamos dejar de asitir. Aportaremos nuestro granito de arena la homenaje y, a la vez, disfrutaremos de un maratón de conciertos difícil de repetir.
la foto: FELPEYU

Toni Melendez

lunes, 11 de junio de 2007

| 3 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
El dinero, la juventud, el poder... son admirados a la par que muchas veces envidiados. Así, contemplamos la fachada y quedamos impresionados por la apariencia. Yo el primero, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
Pero cada persona es extraordinaria, única, y a poco que intentemos llegar a su corzón seguro que allí nos podremos reconocer a nosotros mismos.
Toda esta reflexión viene a cuento de un video que quiero compartir con vosotros. Porque, a veces, encuentras personas que sobresalen por encima de las demás, y te hacen recordar lo importante, lo fundamental, que estamos aquí para VIVIR LA VIDA.

¿Por qué me atrae el mar?

sábado, 9 de junio de 2007

| 1 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Supongo que todos tenemos algunas pasiones que nos hacen disfrutar, que nos llenan.
Del libro de Juan Pla, MI AMIGO EL MAR... 

¿Por qué me atrae el mar? ¡No lo sé! Me lo he preguntado cientos, miles de veces, y la única respuesta es ésta: ¡No lo sé! Supongo que algo parecido ocurre con el amor. ¿Por qué te has enamorado de esa persona? ¡Pues porque sí! Evidentemente, puedes buscar mil razones, supongo que todas ellas válidas, pero una respuesta concreta a esta pregunta no existe.
Hay una mezcla de sentimientos, de decenas de sentimientos, a veces aislados, a veces simultáneos, que se producen en ti, que te llegan a flor de piel, que te hacen vibrar. ¡Sí, eso es! ¡Te hacen vibrar! Supongo que es eso. ¡Que me hace vibrar! O por lo menos es lo más parecido que encuentro. La mar me hace vibrar. Me hace vibrar como ninguna otra cosa en el mundo me ha hecho vibrar. Cuano estoy en el la mar, ¡vivo!, ¡siento!, ¡vibro!
¿Tenemos que pasar por esta vida como uno más, en serie, siemplemente cumpliendo nuestro cometido y prescindiendo de nuestro verdadero sentir? ¿Debemos renunciar a lo que de verdad nos realiza como personas? La mar me proporciona mi realización. En tierra cumplo, ¿En la mar me realizo!
En la mar no hay caminos marcados, no hay prohibiciones, no hay horarios, ni teléfonos, ni obligaciones. No hay grandes almacenes llenos de gente, ni autopistas llenas de coches, ni discotecas llenas de personas que se evaden. ¡En la mar no hay... ni dinero! ¡En la mar no hay ataduras!
¡Yo estoy enamorado de la mar! ¡El mar es la libertad! No es que sea lo que más se le parece. ¡El mar es la libertad!
Existe un sentimiento primitivo: se realiza la autosuficiencia. A bordo aprendes a hacer cosas que en tierra compras. Aprendes todo lo necesario en la vida del hombre, pero no aprendes nada superfluo. En el mar aprecias el verdadero valor de las cosas. En el mar se tiene otra escala de valores que en tierra. ¡Cuántas cosas superfluas dejamos que nos aten! ¡Por cuántas cosas innecesarias luchamos cada día en tierra! ¡Cuántas obligaciones, o, mejor dicho, cuántas cosas que creemos que son obligaciones nos asfixian cada día!
He oído muchas veces que el mar es una fuga, que el navegar es una evasión. ¡Mentira! El mar, el navegar, es la realidad. ¡Es la libertad!
Supongo que lo que a mi me impulsa es una fuerza que no se puede dominar. Cada navegación, cada traesía, es distinta, cambiante y, sobre todo, se lucha de tú a tú. O mejor dicho, de tú a los elementos, que son siempre muy superiores a tus fuerzas. Y el mar es invencible. Cuanto más has navegado, más respeto le tines al mar, el mar es superior. Pero el mar no es traidodr. ¡No! El mar avisa. El mar es noble. Presenta batalla, es cierto, y el que quiera competir en esta batalla tendrá que conocer muy bien las reglas del juego. ¡Y ganará! El mar es real. El mar es noble. El mar es sincero. El mar es... el mar. Y hay que sopesar muy bien esta palabra. Esta fuerza. Esta potencia. El mar es bueno. El mar respeta a quien lo respeta. Y avasalla a quien lo menosprecia.
En el mar, las cosas sin importancia adquieren dimensiones enormes. Es curioso cómo se incrementan los sentidos en el mar. Y sobre todo de noche. El sentido del oído y el de la orientación se subliman al perder la visión.
¿Y el arte de navegar? Para los no marinos puede parecer un arte de brujería salir de un puerto sin caminos señalados y acertar con una isla en medio del mar después de muchos días de navegación sin ver tierra . Pero no, no es magía, es una teoría que se entudia, y no es difícil. Manejar los instrumentos de navegación y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. La sensación de plenitud, de confianza, de alegría que siempre te invade cuando llegas al punto deseado, comprobando que lo has hecho bien, que has navegado correctamente, es, sencillamente inenarrable.
Y la humanidad, la tremenda humanidad, que se sublima a bordo en momentos de apuro, que siempre pasan. El sentido de compañerismo, que hace pensar siempre en el resto de la tripulación, desde compartir la comida escasa o permanecer en cubierta para que los demás puedan descansar, tolerar las pequeñas manía de cada uno que a bordo suelen convertirse en mayúsculas...
Todo esto no tiene traducción en tierra firme. Hay que vivirlo navegando para sentirlo, para saber si se es capaz de hacerlo 0 no.
¿y todavía alguien puede preguntarme por qué me atrae la mar? Pues por esto: ¡porque sí!, ¡porque la amo!

Yo me lo guiso...

domingo, 3 de junio de 2007

| 1 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Lavado de cara total y un diseño más atractivo para Yo me lo guiso... (quizá hay demasiado "rojo pasión" pero a mi me gusta).
Y a ver esas sucripciones, tampoco es necesario que hagáis cola eh, jeje, pero a ver si os vais apuntando y así recibís cada entrada en vuestro correo o en vuestro programa de feed.
Tampoco estaría mal que probarais a realizar algún plato (sobre todo ellos, seguro que ellas lo agradecerían), a ver si os animáis y compartís la experiencia.
Salud y buen comer a todos !!!