Signs. Patrick Hughes

lunes, 13 de abril de 2009

|
Te levantas para ir al trabajo, cada día, casi de forma mecánica. Te relacionas con un número reducido de personas, que suelen ser siempre las mismas. De esta forma, es fácil caer en la rutina. Pero, de pronto, el azar hace que una persona especial se cruce en tu camino, cuando menos lo esperas, sin que te des cuenta... y entonces todo cambia, absolutamente todo. Y, como dice la canción, entonces la vida es ¡maravillosa!.




Y esto sucede muchísimas más veces de las que pensamos, pero la mayoría ni nos damos cuenta. Y así dejamos pasar oportunidades y trenes que nunca volverán. ¿Por qué no aprovechamos cada minuto, cada segundo de nuestra vida, como si fuera el último?.

0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo! :

Publicar un comentario