Libertad. Jonathan Franzen

viernes, 22 de marzo de 2013

|

Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre esta novela, Libertad. Sin duda que estamos ante una obra de altísima calidad aunque no sé yo si se puede considerar, como mantienen muchos críticos, la mejor novela americana del presente S.XXI. Franzen está considerado en su país como uno de los escritores cumbres actuales en EE.UU. aunque, como tampoco se puede agradar a todo el mundo, también más de uno piensa que está sobrevalorado. A mi, personalmente y después de leer Libertad me ha gustado bastante y creo que repetiré con alguna otra de sus obras.

Y ya entrando a valorar Libertad lo primero destacable es que se trata de una obra que no es de lectura demasiado fácil. Se trata de un best seller y uno podría deducir de ello que sería una buena opción para relajarse con un libro sencillo. Sin calificarlo como demasiado complejo sí hay que decir que se trata de una novela densa, con varias narradores y desde distintas perspectivas, temas variados y algunos profundos, etc. De todas formas, aunque las cien primeras páginas quizá puedan costar un poco estamos ante un libro ameno, divertido muchas veces y también te llevará a reflexionar sobre  diversos e importante temas en muchas otras.

Resumiendo “muchísimo”, Franzen retrata una familia media americana, los Berglund, su pasado, su evolución, sus hijos, amigos, etc. Nos adentra en sus alegrías, miedos, frustraciones, errores,… hasta llegar a conocerlos íntimamente. Tanto que podemos a llegar a identificarnos en muchísimas ocasiones con alguno de ellos porque, en el fondo, a todos nos importa lo mismo y tenemos similares anhelos. Quizá en estas pocas lineas no sea fácil transmitir la complejidad en la que se adentra Jonathan Franzen, toda una serie de lazos familiares, de distintas personalidades y circunstancias individuales... pero, en fin, ni más ni menos que en cualquier familia.

Cada uno tenemos nuestro carácter y nuestro pasado y eso nos marca a la hora de tomar decisiones. Y estas decisiones construyen nuestro camino, nuestro presente y nuestro futuro. Aquí  encaja el título de la novela, Libertad, algo que todos perseguimos y que cada uno trata de lograr a su manera, a pesar de las limitaciones de todo tipo que la vida nos impone en cada momento. Podemos subir muy alto pero también caer muy bajo, terriblemente bajo; sin embargo siempre habrá una oportunidad para redimirnos. Quizá necesitemos muchísimos años, a veces toda una vida, para reconciliarnos con nosotros mismos y encontrar nuestro lugar en la vida. Al final de la novela Franzen nos transmite este mensaje a través de los protagonistas de Libertad: la vida es verdaderamente dura, cometemos un error tras otro error, descendemos a los infiernos, pero siempre habrá una luz al final del túnel donde nos encontraremos con nosotros mismos y hallaremos nuestro verdadero destino.

Pero Libertad es todo esto y mucho más, muchísimo más. El autor introduce muchísimos temas, desde acercamientos a la política (la sociedad americana post-11S, Afganistán, Bush…) hasta la preocupación actual sobre el medio ambiente (sostenibilidad, crecimiento insostenible) pasando por otros temas como las relaciones de pareja y entre padres e hijos, el racismo, la depresión y muchísimos otros. Con todo ello construye una gran obra que sin la menor duda merece una lectura que te recomiendo sin dudar. Claro que no es una novela “fácil” pero te va a compensar, te lo aseguro. Por lo menos conmigo lo ha conseguido, y con creces.

0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo! :

Publicar un comentario