La frase de Claude Chabrol

domingo, 28 de marzo de 2010

| 0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!




La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus limites, la tontería no.

Marlango. Life in the Treehouse

lunes, 22 de marzo de 2010

| 0 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
Life in the Treehouse, el cuarto disco de Marlango, es un disco que continúa la senda pop-jazz-electrónica de los anterioes. Pero, además, según mi opinión, evoluciona hacia canciones con melodías más luminosas, más optimistas, por así decirlo. En definitiva, estamos ante un disco más "alegre". 

Y, por cierto, no me canso de escucharlo.




Leonor Watling, Óscar Ybarra y Alejandro Pelayo definen así cada corte de su nuevo disco:

The long fall
"Sobremesa de un sábado con el sol entrando por la ventana. Dejar pasar el tiempo sin tener ninguna prisa porque todo lo que tenemos es esa larga caída…"

I don´t really want to know
"La alegría despreocupada. Me da igual porque estoy feliz. Los problemas o la tristeza para otro momento"

The answer
"Las preguntas grandes y pequeñas que se responden solas cuando miras tu bebé durmiendo. Algunas no se responden sino que empiezan a dar igual. Por un lado no entiendes nada y por el otro todo tiene sentido de repente"

Thank someone tonight
"Un sueño, un delirio, fiebre muy alta. Es la canción más compleja del disco"

You won´t have me
"Un tributo a todas las mujeres que alguna vez han cantado un blues o han seducido o han bebido o las tres cosas a la vez"

Play boy play
"Es el deseo. Deseo en el pasillo de un hotel entre dos desconocidos a altas horas de la madrugada. Una suerte de juego de seducción"

White noise (secret sound)
"Ruido blanco flotando alrededor. Boca cerrada sonido secreto. Habla sobre lo inútil de las palabras. Dice más un suspiro o un gemido que un monólogo. Ese ruido blanco que tienen las ciudades, a veces incluso en el campo".

Let the sky fall
"Una nana para nuestros niños. Vamos a perder toda la vida bailando"

I carry you
"Una oración pagana. Un pacto, Emoción ante un instante definitivo"

Too many ways
"Energía. La necesidad de correr para cansar el cuerpo. Un poco de rabia contenida"

Take me
"Es una canción de primer amor. Mezcla ilusión y la alegría de los niños cuando están muy cansados"

15 días de Agosto. ¿Trabajar a cambio de quince tristes días?

miércoles, 17 de marzo de 2010

| 2 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
¿Qué pocas veces nos acordamos de cuando fuimos niños, mejor dicho, por qué dejamos de serlo?. Y no me refiero a que no sea necesario madurar, por supuesto, sino a que los adultos nos empeñamos por todos los medios en complicarnos la vida.

¿Dónde está aquel niño que todos fuimos hace tanto tiempo ya, para el que todo era tan simple?, ¿dónde ha quedado nuestro deseo de aprender, de experimentar, de vivir con intensidad cada momento y de ser fieles a nosotros mismos?


Según nos hacemos mayores nos vamos creando toda una serie de obligaciones, la mayoría de veces de forma artificial, que nos impiden vivir la vida que de verdad queremos. Empezando por el trabajo (afortunado aquél que trabaja en lo que le gusta), siguiendo por las obligaciones familiares y, sobre todo, haciédonos esclavos del dinero, del prestigio social, de tantas cosas que en realidad no son verdaderamente importantes.

Realmente, ¿somos felices con la vida que llevamos cada uno de nosotros?. Supongo que algunas personas contestarían que sí a esta pregunta pero intuyo que serían las menos. El resto, entre los que me encuentro, ¿tenemos la capacidad de realizar los cambios necesarios para vivir la vida que queremos, cuesten lo que cuesten?. Por otra parte, muchas veces quizá no sabemos ni lo queremos verdaderamente porque esta sociedad que nos arrastra en su redil no nos proporciona ni siquiera un momento de calma para pensar si vamos por el camino correcto.

Pienso que sería lamentable si llegamos a viejos y en ese momento descubrimos que hemos desperdiciado nuestra vida, que la vida nos ha "llevado", en vez de ser nosotros mismos los dueños de nuestro destino.

Pero no voy a ser yo el que transmita un visión pesimista, ni aquí y ahora  ni  nunca, por supuesto. Porque, la verdad es que siempre está en nuestra mano poder hacer algo, aunque en determinados momentos pensemos que estamos atados a tantas cosas que no hay lugar para cambiar. Nunca es tarde y sólo hay que dar un primer paso, por pequeño que sea, elegir (lo que implica sacrificar otras opciones quizá más cómodas) y tomar las riendas de nuestra vida con el fin de dirigirla al lugar que realmente queremos.


15 días de Agosto. ¿Trabajar a cambio de quince tristes días? Un corto de Edu Glez. www.tropofilms.com
Primer Premio Certamen Triminuto UJA.

No te rindas. Mario Benedetti

jueves, 11 de marzo de 2010

| 2 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo. 


No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

Esto sólo lo arreglamos entre todos

lunes, 1 de marzo de 2010

| 2 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo!
La profunda crisis económica que atravesamos acaba minando la confianza de todos nosotros. Y la única manera de encarar el futuro y salir hacia adelante no puede ser otra que recuperar esa confianza. Sólo así, con la motivación necesaria y con el compromiso de todos saldremos adelante.


Y esto es lo que nos plantea la Fundación Confianza, tenemos que superar el desánimo, creer en nosotros mismos y contagiarnos de optimismo y confianza colectiva. Con el esfuerzo, el ingenio y el talento de cada ciudadano este país pude salir adelante, sin duda alguna.

A partir de la unión de muchisimas personas (Ferrán Adrá, Angeles Barceló, Carlos Sainz, Andreu Buenafuente, Pau Gasol, Melendi, Michael Robinson, Fernando Romay...) y con el apoyo de las Cámaras de Comercio y de impotantes empresas (El Corte Inglés, BBVA, Endesa, Repsol, Telefónica...) la Fundación Confianza pretende construir una plataforma que difunda la cultura emprendedora y las ideas innovadoras de muchas personas. Porque juntos, y con la aportación de cada uno de nosotros... "esto sólo lo arreglamos entre todos".