Faros del mundo (Tempestad)

lunes, 16 de marzo de 2009

|

La fuerza de la naturaleza es algo que desde siempre ha impresionado. Como alguien verdaderamente apasionado del mar, muchas veces me he acercado a la orilla del Cantábrico para comtemplar la majestuosidad de una tempestad, la fuerza del oleaje y del viento...




Como señala Juan Pla en MI AMIGO EL MAR,



... el mar es invencible. Cuanto más has navegado, más respeto le tines al mar, el mar es superior. Pero el mar no es traidodr. ¡No! El mar avisa. El mar es noble. Presenta batalla, es cierto, y el que quiera competir en esta batalla tendrá que conocer muy bien las reglas del juego. ¡Y ganará! El mar es real. El mar es noble. El mar es sincero. El mar es... el mar. Y hay que sopesar muy bien esta palabra. Esta fuerza. Esta potencia. El mar es bueno. El mar respeta a quien lo respeta. Y avasalla a quien lo menosprecia.


POSTS RELACIONADOS:
¿Por qué me atrae el mar?
El poder del mar

3 comentario/s, ¡gracias por dejar el tuyo! :

Publicar un comentario